Toda persona tiene una historia que contar, esta es la mia.

Soy maestra desde el 2012, cuando me dieron la oportunidad de tener un 1er grado. Fuè un año en el cual me enamorè con el magisterio. Encontrè uso para todos mis talentos y sentìa esta responsabilidad al educar.

Durante el pasar de los años, puedo adjudicar mi pasiòn por la enseñanza a mi familia. Muchos de mis tios y primos han decidido al igual que yo, asumir el rol de educador. 

Comenzè en la enseñanza dando escuelita biblica en la Iglesia. Todos los domingos yo llegaba preparada con las lecciones para los niños y las impartìa con mucho amor y responsabilidad. Al crecer, decidì que podìa darle tutorìa a los niños que tenìan dificultad en àreas de la lectura. Comenzè con mi vecina que tenìa 5 años y yo 14 años. Entiendo que desde ese dìa, mi pasiòn nace. 

Espero que podamos conocernos mejor, toda pregunta es bienvenida y espero que disfruten. 

Advertisements